Un packaging brillante para una joya

Hace ya mucho tiempo que se dejo de pensar que el embalaje de un producto no es importante. Sólo hay que ver las estanterías de cualquier gran superficial para ver lo importante que es el packaging a la hora de elegir un producto. Pero el caso que os traigo no es un paquete de detergente más, sino una caja para alta joyería nada, nada habitual. Me arriesgo a decir que sí os regalasen un anillo en esta cajita jamás adivinaríais que es lo que contiene. Y por supuesto, es de esas cajas que se guardan cual souvenir. El diseño es de Gerlinde Gruber una diseñadora de Viena, Austria. Si pincháis en su nombre podréis ver su portfolio en Behance.

20130325-192424.jpg

20130325-192258.jpg

20130325-192328.jpg

20130325-192344.jpg

Fuente: Gerlinde Gruber
Sergio

Anuncios