Qué hacer antes de mandar tu diseño a la imprenta

Hola a todos, este es el primero de una serie de artículos en los que estamos trabajando. La idea principal es ayudar a hacer más fácil el acceso y la comunicación con la imprenta y a la comprensión, un poco más allá de la primera vista, de los procesos en los que nos vemos inmersos a la hora de producir lo que antes hemos diseñado.

Lo que vamos a ver hoy son una serie de revisiones que deberíamos hacer en nuestro diseño antes de mandarlo a imprenta. . Lo ideal es crear un procedimiento y estandarizarlo en nuestro flujo de trabajo para así minimizar los errores.

Revisa el texto

Muchos diseñadores y preimpresores justifican que no es su responsabilidad pero en un sistema de calidad debemos tener claro que todo lo que pase por nuestras manos debe estar perfecto. Con esto quiero decir que, aunque el arte final sea del cliente, revisad el texto, la ortografía, los puntos, las erratas de escritura. Esto os evitará problemas y quejas posteriores porque la imprenta si que no va a revisar esto.

4076299902_357011b7ae_z

Después de revisar, TRAZA las tipografías

Esto parece básico pero es uno de los errores que más se encuentran en las imprentas. Es algo muy sencillo que te evitará tener que enviar cada tipografía utilizada en tu trabajo (algo que además no se puede hacer en muchos casos). Y no hay excusa para esto, porque es algo que se puede hacer hasta en Photoshop en dos clicks. El otro día os dejé un pequeño tutorial al respecto.

Trazar texto en Photoshop

Espacio de color

Revisa el espacio de color, una, dos o las veces que haga falta pero no envíes un arte en RGB. Esto variará en el resultado de la impresión y te puede crear serios problemas. Los colores CMYK y pantones son algo que es imprescindible definir bien. Una máquina offset de planchas genera una por cada color. Si mandamos un arte en un espacio para web generaremos problemas que, si desde el principio lo hacemos bien, se pueden evitar sin problema.

Lápices_de_colores_01

Sangrado

Recuerda que todas las imágenes que van hasta el borde de la página o del pliego deben llevar sangra, 3 o 5 mm. Que no se te olvide porque por ahí pasa la guillotina y no querrás que corte parte del texto o de la foto y deje tu diseño como una chapuza incompleta. Este error es tan grave como utilizar Comic Sans en una página del ministerio.

Comunicación

Habla con la imprenta. Déjate asesorar, que te digan cómo trabajan. Sobre todo para los acabados adicionales. Puede que la imprenta subcontrate el troquel o haga el stamping de un modo particular. Cuanto más les facilites el trabajo más a gusto lo harán y mejor será el resultado final. Por no hablar de que te conviene tenerlos contentos porque son ellos los que van a dar forma física a lo que tú has creado. Habla, escucha, asesórate y aprende.

magnifying-glass-394990_960_720

Imprime pruebas

Esto es algo obvio y en caso de llevar paginación y plegado es obligatorio. Si, por ejemplo estás creando un .psd para un pliego de x páginas que va a ir plegado sácate pruebas. Comprueba el resultado y podrás ver errores antes de que se produzcan en las fases de producción. No hace falta que sean a tamaño real o en color, simplemente miniaturas del producto final.

Son sólo seis pequeños consejos pero creedme que son lo que más quebraderos de cabeza da en las imprentas y a muchos preimpresores. Si tenéis esto en mente a la hora de vuestro trabajo ganaréis vosotros, los impresores y, sobre todo, el cliente final.  Espero que os sirva y recordad que los like y los follow ayudan mucho así que visitadnos en Twitter y Facebook. También nos podéis encontrar en Flipboard buscando nuestra revista El Arquitecto de Ilusiones.

Sergio

Anuncios